Blogia
Fuera de juego

De profetas y banderas

 

Ryu_gon

Semana de Champions, semana calentita. Cruyff fue el primero en encender la mecha cuando, después de que todos asistiéramos al lamentable espectáculo del Barça ante el Racing de Santander, declarara en su "columna" habitual de El Periódico que el ahora equipo de Guardiola había disputado uno de los mejores partidos de los últimos años. Es bien sabido que este hombre domina a Laporta cual marionetista a su muñeco, pero ahora parece que esta autoridad se dirige a una situación de plena transparencia. El holandés, ya calado por todos, quiere abandonar "la sombra" para decir alto y claro que, si ahora el entrenador es el bueno de Pep, no es por otra decisión que la suya. Un hecho bastante razonable a tenor de las circunstancias. Guardiola es un mito del barcelonismo moderno, una flor criada en las raíces más pasionales del Dream Team y respetado por la mayoría de culés, siendo, por ende, el escudo perfecto del neocruyffismo abanderado por Laporta. Si la contratación de Mourinho hubiese llegado a buen puerto, Cruyff hubiera perdido el control, puesto que el luso no es de los que se deja pisar, y menos por un entrenador retirado que sólo tiene una Champions en su haber (y, por ccomo habla, parece que tenga 10). El otro damnificado por la decisión hubiera sido el mismo Laporta, cuyo rol de estrella  hubiera sido eclipsado con facilidad por el talante y la fuerza mediática de Mou. Ahora interesa defender primero a Guardiola, que es una barrera anticríticas muy sólida, y da lo mismo que para ello se tenga que mentir. Porque, no nos engañemos, Cruyff sabe que si Laporta salta, sus días de cena y sermones en can Barça se habrán terminado. Incluso su asistencia al palco, si me apuran.

El otro debate de la semana llega del  polo opuesto, el denominado actualmente como casa blanca. Auspiciado por el triunfo de España en la Eurocopa, el Real Madrid necesitaba reivindicar el españolismo que tantos años ha estado en el pozo en su faceta deportiva. No contentos con los actuales triunfos de los Gasol, Nadal o Contador, el Madrid quería ser más. Ya lo decía el "periodista" más vergonzoso que puebla el panorama deportivo-mediático español, Tomás Roncero; la victoria de España en la Eurocopa debe guiar al Madrid a la décima. Tanto se lo han creído desde la capital que este año los de Schuster lucirán una pequeña pero representativa bandera española en la camiseta durante los encuentros de Champions (de hecho, ya lo hicieron ayer frente al Bate Borisov ruso). Un hecho totalmente lamentable, puesto que ya existe un combinado nacional y los blancos no son nadie para erigirse en la representación de un país mediante un símbolo tan claro y determinante como es la bandera. No quiero hablar de política y no lo voy a hacer, pero sólo les diré que esto todavía despierta más recelos a los que, de alguna manera, se habían sentido más españoles con el triunfo de la Roja, más plural que nunca, en la Eurocopa. Ahora, éstos y los de más allá ya tienen motivos para hablar, y no precisamente de fútbol. Muy mal.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Alvy Singer -

Ah, pues ahora ya entiendo mejor tus motivos. A mi lo que me parece gracioso es que el Madrid menos españolizado de los últimos 20 años haga estos homenajes, pero bueno :)

ryu_gon -

Gracias, hombre, pero tampoco creo que sea para tanto (ni mucho menos).

Vayamos al tema de discusión, la bandera española. Lo que comentas sobre el homenaje al triunfo de la selección me parecería perfecto si fuera atribuíble a todos los clubs, esto es, que este año todas las camisetas de primera división lucieran la bandera. Pero no, sólo lo hace el Madrid. Y dirás que si quieren homenajear, que lo hagan, porque son plenamente libres de ello (en eso te apoyo). El problema es que en un país tan marcado por los nacionalismos y por sus símbolos, esto se recibirá como una provocación directa y dará motivos para hablar extradeportivamente (nos guste o no).

Además, sigo diciendo que de selección ya existe una, los clubs son entidades que representan a una ciudad, a una afición, y no creo que deban hablar por todo un país.
(lo mismo digo cuando el Barça de Laporta quiere representar al catalanismo más efervescente)

Todo esto, claro, bajo mi humilde punto de vista.

Saludos

Alvy Singer -

Y, me gustaría añadir también, que en este artículo hay mucha inteligencia.

Alvy Singer -

Y dicho esto, me gustaría felicitarte por el artículo. Lo del neocruyffismo además de una vergüenza, es una realidad. No puede ser que Cruyff cuando hable, desde un periódico Catalán, tenga titular en los cuatro diarios deportivos del estado. Muy acertada la frase de:
"un entrenador retirado que sólo tiene una Champions en su haber (y, por ccomo habla, parece que tenga 10)"

Pues sí. Es muy cierto. Es que este señor tiene una columna como experto pero su valor simbólico es otro.

Te felicito por el artículo porque sabes que me gustan mucho tus opiniones, que enriquecen.

Alvy Singer -

Hola Ryu. He releído tu comentario y hay una cosa en la que no estoy de acuerdo. Si un club español quiere lucir un homenaje al triunfo de su selección ¿por qué no puede? ¿por qué los otros no lo hagan? Lo que comentas sería distinto si la Federación Española hubiera autorizado, mediante Hierro-Del Bosque, a que ese homenaje sea de alguna forma oficial. Y no, no hay reconocimiento alguno. Dicho esto, sigo pregutandome ¿qué está mal?

Lo que está mal es que un presidente de un club le meta bronca a un político. Y eso no lo ha hecho el Real Madrid, no, lo lleva haciendo el Barcelona desde hace muchísimo.

"No quiero hablar de política y no lo voy a hacer, pero sólo les diré que esto todavía despierta más recelos a los que, de alguna manera, se habían sentido más españoles con el triunfo de la Roja, más plural que nunca, en la Eurocopa. Ahora, éstos y los de más allá ya tienen motivos para hablar, y no precisamente de fútbol."

Pues no hablas de otra cosa que de política. Estas diciendo que la decisión del Real Madrid Futbol Club, tomada al margen de la Selección Española, de homenajear a dicha selección por campeona, está dando "razones" para que la gente insulte al Madrid y para que el Madrid ataque a la gente. Y te refieres naturalmente a los nacionalistas catalanes.

Vuelvo a mostrar mi perplejidad, Ryu: ¿Son acaso los nacionalistas catalanes gente que tenga que ver con las decisiones del Real Madrid? No. ¿Se ha prohibido a cualquier otro club llevar esa banderita? No. ¿Lo va a hacer otro club, que se sepa a día de hoy? No. Entiendo tus razones, pero creéme, si el Barcelona lo hiciera estaría igual. Yo creo que es normal dada la trayectoria de la selección española. Si la gente se ofende, oigan, no es problema del Madrid. Es problema de la gente y de sus clubes.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres