Blogia
Fuera de juego

Una revista de occidente española

Alvy Singer

Y Portugal perdió, y el joven jugador Ronaldo se va por la puerta grande a soñar, seducido por esa prensa que todavía no es propensa a negarle el pan, ni siquiera al escepticismo, por aquello de la ley del mercado. Alemania ganó, sacó esa casta de campeona, exhaló ese aire, llevó a la presidenta cristiana Merkel a hablar de buenos modales y demostraron estar unidos para las causas, como todo buen país de cultura nacional o romántica.

El joven Ronaldo se va, la prensa manda, como un soñador para unos y como un inmoral para otros. Toca el reparto de papeles, y la estética y la ética se vuelven a enfrentar, de nuevo. Y ya tenemos a los panfletarios, que da pereza señalarlos, hablando de mercenarios. Mercenarios hay muchos y la noblez obliga a señalar que escribir para un panfleto es ser un mercenario, a no ser que, como dice el maestro Umbral, se sienta y se viva. Pero eso ya es otra historia, más peligrosa porque significaría que no hay esperanza ni para los mercenarios, sino sólo lugar para los asnos de más discreto calaje.

Uno piensa que el futbol son leyendas, pero ya no hay leyendas en el caso de Cristiano Ronaldo. No puede cambiar de casa sino es resucitando, y no puede ser un hombre de honor sin tener a un equipo por enseña. El jugador luso no es un hombre de equipo, pero eso ya lo sabíamos todos. Es hombre de toque, de técnica y de momentos de grand style muy propios. No debería la prensa sacar a colación la histroia, tan reaccionaria en el fondo, de que los millones son significado de impureza, porque el tiraje de las copias también son muchos árboles en el bosque, y las portadas también muchos colores sin lisergia. Y puestos a decir pa qué, ya va siendo hora de crear una Revista de Occidente deportiva. Ahí dejo la propuesta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres